Harlem Shake

Harlem Shake: El viral del año o estrategia premeditada

Todos los que navegamos de forma más o menos habitual hemos oído, visto o incluso participado en un Harlem Shake. Y es que se ha convertido en eso que todos los directivos de las grandes empresas añoran por conseguir. Alcanzar una acción viral desproporcionada sin apenas realizar inversión en la difusión del mensaje. Hoy en día en YouTube la búsqueda genérica “Harlem Shake” obtiene más de ocho millones de resultados. Y las versiones son de lo más variopintas, algunas alcanzan más de 80 millones de reproducciones. Como bien digo, los ejemplos son muchos, y en todos los campos de actuación, por ejemplo desde estrellas del deporte hasta una cafetería que se encuentra muy cerca de nuestra casa.

"La sorpresa, la clave del éxito"

Desde la aparición del vídeo original, el interpretado por esa versión de los Powers Rangers, quedaba claro que contenía la esencia de un vídeo viral. Una acción fácil, sencilla, que cualquiera pueda llevar a cabo, que provoque la sorpresa, el humor y que sea original en su desarrollo.

Video original

Pero detrás de esta acción, en principio espontánea, se esconde quizás otro tipo de lecturas. Realmente es espontáneo este vídeo, yo opino que sí, pero una vez alcanzado el primer escalón hacía el éxito, se ha provocado un aluvión de estrategias para rentabilizarlo.

"Cronología y estrategia de la acción"

Muchos han sido los intentos, más o menos acertados, de obtener algún beneficio con la versión propia del Harlem Shake. Incluso existe cierta polémica sobre cuál fue el primer vídeo con esta temática, es decir, quien fue el inventor. Pero centrémonos en los intentos que buscan esta rentabilidad y no en si fue primero el huevo o la gallina.

Versión Ejercicio

Tras el éxito, más o menos relativo, de los grupos de amigos realizando el vídeo, se produce una imitación a cargo de una empresa norteamericana especializada en rentabilizar en YouTube, y de allí es cuando comienza la bola de nieve. Este vídeo es mencionado en la cuenta de Twitter de un bloguero de música electrónica con más de 22.000 seguidores. Y allí entra en acción la compañía propietaria de los derechos de la canción, obra del DJ Harry Rodrigues, también conocido como Baauer, quien con sus cuentas de Twitter comienza a dirigir tráfico a los vídeos originales.

Versión NBA Miami Heat

"Rentabilidad al máximo"

En ese momento la viralidad aumenta y es provocada y generada por los propietarios. Recordemos que el creador de un vídeo puede ganar hasta seis dólares por cada 1000 visitas en YouTube. Pero la plataforma se pone en contacto con la propietaria de los derechos si contiene alguna pieza musical, que son los que realmente ganan mucho más dinero, y son los realmente interesados en que se vean los vídeos que contienen música con sus derechos. Así que como conclusión, si bien el vídeo va claramente en declive, ha sido un claro ejemplo de acción viral, y es una muestra más de cómo la moneda de cambio hoy en día en Internet, son las visitas. Especialmente, las visitas que generan rentabilidad monetaria, como ha sido en este caso el beneficio obtenido por la propietaria de los derechos de la canción y algunas productoras que se subieron al carro. Y obviamente aquí no contamos con los ingresos propios de la canción que se ha colocado en las listas de ventas en situación muy hegemónica.

Version Anti Harlem Shake

Como suele suceder con este tipo de acciones, tiene su antítesis, que muchas veces suelen ser parodias o acciones similares con un final diferente al que propone el original. Y en muchos casos hasta más divertido.