Compra Facebook Whatsapp

Facebook compra WhatsApp. Ahora toca que lo paguemos

Dice el refrán que “los gitanos no quieren buenos principios para sus hijos” y a menudo la historia nos recuerda esta verdad. Así el profesor de Thomas Edison dijo que “era demasiado estúpido para aprender alguna cosa”,  de Albert Einstein sus profesores afirmaron que era “lento” y “discapacitado psíquico”. Steven Spielberg fue rechazado 3 veces en la universidad e inicialmente no vieron el talento de Charlie Chaplin, Marilyn Monroe, Fred Astaire, Harrison Ford y algún iluminado dijo que a  Walt Disney “le faltaba imaginación y no tenía buenas ideas”. Los Beatles, Elvis Presley, Michael Jordan,…son muchos los nombres que podrían ser incluidos en esta lista.

¿A qué viene esta extraña introducción? Bueno sin entrar en comparativas, (que son odiosas) es justo reconocer que hoy en día este rechazo vale 19.000 millones de dólares. Porque eso es lo que ha pagado Facebook por la compra de WhatsApp. Y es que Brian Acton, cofundador de la aplicación de mensajería instantánea, no fue contratado en Facebook en 2009. Así lo publicaba Acton en su cuenta de Twitter y  se mostraba “buscando la siguiente aventura”. Un tiempo más tarde se unía a Jan Koum y fundarían WhatsApp con más de 430 millones de usuarios en el mundo.
Los datos de la compraventa desde el punto de vista financiero son muy complicados. Tan sólo resumir que de los 19000 millones, la mayor parte, 12000 millones, se pagan en acciones de Facebook y  4000 millones en efectivo. Los restantes 3000 millones sirven para comprar la fidelidad de los empleados, que les corresponde 43 millones a cada uno, que no podrán tocar hasta dentro de 4 años.

¿En qué me afecta la compra de WhatsApp como usuario?

Desde el entorno de la aplicación que acabó en dos años con el mundo de la mensajería móvil de las compañías telefónicas se afirma que esta operación no supone renunciar a los principios de la compañía de libertad, visión y modelo de negocio. El tiempo dictará sentencia, pero sería muy inocente pensar de esta manera.
La operación influye especialmente en el mundo más juvenil, nicho en el que Facebook estaba experimentando un retroceso de nuevos registros. Asimismo, la operación le supone un gran incremento de datos (Big Data) para la empresa de Zuckerberg. Este aspecto desde el punto de vista del usuario es lo más alarmante ya que ahora poseen nuestros datos a través de Facebook, Instagram y WhatsApp. Y recordemos que al ser una aplicación estadounidense no se ve afectada por la Ley de Protección de Datos española.
Todos estos datos son rentables. Posiblemente suponga la incorporación de publicidad al estilo Line. En este apartado recordemos el caso de Instagram que en un principio tampoco iba a incluir publicidad. . Del mismo modo, da solución a una preocupación en el entorno de Facebook y su transición al móvil, que ya ha iniciado con el lanzamiento de Paper.

¿Por qué Facebook compra WhatsApp?

Esta operación es debida, entre muchos factores por la posibilidad de Facebook de disponer de pornográfica cifra de millones y evitar que sea otro operador el que se le adelante. Así Facebook se hace con una compañía de éxito (se prevé que llegue a finales de año a 1000 millones de usuarios en todo el mundo excepto China y Japón) y con unos costes bajísimos (55 empleados). De igual modo hay que valorar que el usuario de WhatsApp es fiel (ha pagado por la descarga) y en este sector el propio Facebook, Microsoft  con Messenger  y Google  sus Hangouts han fracasado.
Muchos son las bromas y sorprendentes mensajes aparecidos en las redes sociales por esta operación que justificaremos más adelante. Desde que les ha costado lo mismo que un portaviones y 3 Instagrams, hasta imágenes de los que hacen ahora los creadores de WhatsApp.
Puede que se viera venir, pero este cambio de escenario generará más alianzas entre los competidores de Facebook y consecuencias para todos nosotros, pero probablemente estamos hablando de uno de los movimientos empresariales más importantes de los últimos años.