Primavera árabe redes sociales

No les demos excusas para legislar las Redes Sociales

Dando por hecho lo absolutamente en contra que estamos de hacer uso de las Redes Sociales para insultar, amenazar o celebrar un crimen queremos a la vez dejar bien clara nuestra postura sobre esta polémica de regular las expresiones en estos canales.
En primer lugar debemos ser inteligentes como para no dar excusas a todos aquellos que en situación de poder están buscando una razón para cercenar nuestra libertad de expresión. Debemos ser libres de expresar lo que pensemos pero a la vez debemos respetar el derecho de los demás a no ser insultados ni amenazados. ¿Qué conseguiremos si no somos conscientes de este hecho? Acabarán por encontrar a forma de evitar que manifestemos nuestra opinión en situaciones válidas.

Además, un comentario tonto siempre será  tonto (y sabemos que no debemos insultar, pero en esta ocasión no lo usamos como tal) y va a dar igual que se exprese en Twitter, que en un  periódico, radio o con una pancarta y un megáfono por la calle. Para regular las expresiones y ofensas, está ya el Código Penal actual así que insistimos, no permitamos que establezcan normas especiales para expresarnos en nuestras cuentas. Con ello perderemos nuestra libertad que no pueden controlar, censurar ni condicionar. Recordemos el más reciente caso de Turquía que censuró Twitter, pero hay más países que lo hacen o lo han hecho como Brasil, Turquía, Alemania, Libia, Tailandia, Turkmenistán, China, Corea del Norte, Irán,  Pakistán, Venezuela, Egipto, Corea del Sur, India y Rusia.
Y ahí reside nuestro verdadero poder y lo que realmente les asusta, así que no les demos motivos. Buscarán la forma de hacer creer que la opinión de una minoría es el comportamiento de todos, es el día a día en Internet, y todos los que navegamos, sabemos que no es así. Tienen pánico a que las Redes Sociales sirvan para democratizar la opinión, para llegar de forma exponencial a una comunicación globalizada, a que sirvan como formas de organizar la masa en contra de todo lo que ellos encarnan. 
Seamos una vez mucho más inteligentes que ellos. Que cada uno se exprese como quiera, pero con responsabilidad sabiendo que están al acecho y que la mayor pretensión de los gobiernos es controlar una forma de comunicación que se les escapa. Una forma de organizar la “Primavera Árabe”, de coordinar el 15M, de conseguir que alternativas políticas minoritarias tengan difusión y sean cada vez más mayoritarias como Podemos.
Han conseguido controlar los grandes grupos de comunicación en todas sus expresiones, pero la amplia democratización comunicativa que supone Internet y las Redes Sociales son su nuevo objetivo. Que luchen con sus propias cuentas, con las mismas armas que tenemos todos, nuestra cuenta de Twitter o Facebook, que respondan cuando se les critica, que conversen y den respuesta a las demandas que surgen en las comunidades virtuales.
Se dice que cerca del 80 por ciento de los españoles nos comunicamos  por Internet y ahí es donde quieren llegar también. Seamos inteligentes y el que use las Redes Sociales para amenazar e insultar que le traten los jueces como dicta la jurisprudencia pero perderemos todos si permitimos que hagan un código especial para expresarse en Internet.
Ya tenemos normas de comportamiento que todos conocemos, todos sabemos por qué ahora el discurso es el de regular cuando actitudes criticables en las Redes Sociales hace tiempo que existen, cuando se han amenazado e insultado desde hace tiempo, pero no se lo pongamos fácil ahora ya que es lo que esperan.
Además sería estúpido hacer caso a todas las tonterías que se escriben y se dicen a lo largo del día, en Internet o fuera del entorno virtual. Es un juego muy peligroso y se le atribuye un poder que no tiene si se hace demasiado caso a todas las expresiones del día a día…Y como leímos hace poco, debiera de demandar a nuestras madres por todas aquellas veces que nos decía que nos iban a matar si no estudiaba o debiera regularse del mismo modo los improperios que se lanzan en un campo de fútbol cada domingo como se pretende con las Redes Sociales.
No nos engañemos, Internet se les escapa de las manos, no pueden controlarlo y eso es lo que más asusta al poder, no legitimemos que se inventen una legislación.