Presencia en Redes Sociales de empresas


¿Debe mi negocio tener presencia en las Redes Sociales?

Tan sólo en España hay 15 millones de usuarios registrados en Facebook y cerca del 25% reconoce conectarse a esta red social como mínimo cinco veces al día. Y por su parte Twitter, posee una tasa de conversión de negocio superior al 2%. En total en el mundo se suben a Instagram 5 millones de fotografías al día. Y cada segundo se sube a YouTube 1 hora de vídeo.

Pero ¿Qué puedo obtener de las Redes Sociales para mi negocio? Lo primero, el objetivo prioritario ha de ser el aumento de ventas y como mínimo, mantener los actuales y fidelizarlos. Esto se consigue al ser dignos de confianza, al ser creíbles, transparentes y por medio de la conversación con nuestro cliente. Recordemos, conversación es hablar y escuchar.


Además es una inversión rentable y asequible. El 53% de las empresas que utilizaron en 2011 las Redes Sociales consiguieron nuevos clientes. El 44% de las empresas que lo hicieron aumentaron sus ventas. Y el 39% de las empresas destinan un 20% de su presupuesto publicitario en inversión en Redes Sociales.

Para existir. Hoy en día si no se tiene presencia en Internet es como si no existieras. En España, dos tercios de las empresas están en las Redes Sociales, y ocho de cada diez internautas usan a diario estos canales de comunicación.

Para conocer que opinan tus clientes. Saber quiénes son, qué buscan y porqué te eligen a ti y no a tu competencia o al revés. De esta manera seremos capaces de responder a sus necesidades y lograremos algo que está en boca de todo buen empresario la satisfacción del cliente.

Recordemos que esta estrategia es a medio/largo plazo, y que no consiste en abrir una cuenta en Twitter sin más, hay que plantearse un plan adecuado pero ambicioso, lógico pero atrevido, y sobre todo profesional con la figura de un Community Manager, que será los ojos y oídos de la empresa en Internet.

Atender al cliente es algo posible, rápido y funcional en las Redes Sociales. Existen empresas con un canal en Twitter como servicio de Atención al Cliente. Otras, generan concursos y promociones específicas a través de Facebook. Esto es valorado por el cliente de forma positiva y el boca a boca hará que nuestra reputación como marca crezca.

En conclusión, si bien las Redes Sociales no son un canal de venta, sí que nos pueden abrir la puerta de casa de nuestro cliente.